René Anlauff
Andreas Schanowski
Björn Müller
Dirk Oechsle
Tobias Kaiser
Tilmann Carbow
Henning Ohse
Bernd Hauschopp
Frank Meerbothe
Sebastian Steinhausen
Wayne Bausen
Ksenia Milay
Nadja Forstbauer
Sebastian Bender
Robert Aflenzer
Jan Rittel
Jens Rittel
Jan Krupp
Frank Rupp
Daniel Bender
Steve Feledziak
Nicolo Priolo
Lars Nawrot

 

Völkerball llegó en el 2008 con la visión de traer al escenario el sonido y el ambiente de fuerza elemental de los espectáculos de Rammstein, en un viaje que habría de durar hasta hoy y que aún dista de llegar a su fin. Por 10 años, Völkerball ha apuntado directo al corazón de su público, persuadiendo de igual forma a los fans declarados de Rammstein que a los novatos.
10 años, más de 500 espectáculos y muchos cientos de miles de visitantes en conciertos por toda Europa, y hoy más que nunca el insólito grupo sigue haciendo honor a su lema:

99 % Rammstein

100 % Völkerball

Cada vez más espectadores, escenarios más grandes, una pirotecnia fascinante, un sofisticado espectáculo de luces y el delirante y brusco sonido de Rammstein hacen posible que después de 10 años Völkerball forme parte del círculo selecto de los mejores espectáculos de tributo de toda Europa.


Cada concierto es una experiencia excepcional.

 

El escenario, envuelto en oscuridad, explota con un golpe duro y seco. Se abre el telón y queda al descubierto un escenario de aspecto irreal y mecánico. Detrás de un muro de fuego y niebla, la banda es apenas visible mientras conduce al público a través de la escenificación de un espectáculo de luces, efectos pirotécnicos colocados con precisión y el sonido perfectamente coordinado de Völkerball.
Grave, implacable y áspera suena la voz sonora del cantante líder de Völkerball René Anlauff, que sabe mejor que nadie cómo sumergir a los visitantes del concierto en el ambiente de fuerza elemental que resuena a través de los textos de Rammstein.

 

Una experiencia que está entre la genialidad y la locura, la fascinación y el asco, el placer y el dolor.
Una banda que se presenta firme y sucinta, cruda, empática, fundamentalmente fría y, aun así, emotiva.